Background: istock image

EXPERIENCIA LTH

Revisiones de seguridad en tu moto para hacer tú mismo. Parte 1

Revisiones de seguridad en tu moto para hacer tú mismo. Parte 1

Antes de que te pongas en marcha, una buena forma de prevenir en el camino es revisar algunas partes de tu motocicleta para verificar que todo esté en buen estado. ¡Pero atención! Esta lista de consejos que te compartimos son para que te asegures que todo esté en orden, y si hay algo que no te da confianza y crees que deba arreglarse, deja en las manos de los expertos el reparar tu motocicleta.

¡Espera próximamente la segunda parte de esta lista de consejos!

 

Llantas

¡Es increíble que lo que separa tu máquina del pavimento son solo unos milímetros de caucho! Invirtiendo un momento para analizar detenidamente tus neumáticos te puede salvar de un accidente o de un mal momento en la carretera. Principalmente, verifica la banda de rodadura y el estado general de cada llanta asegurándote de que no haya daños o desgaste en las paredes y que no haya ningún objeto incrustado.

 

Fluidos

El motor, embrague, los frenos, el sistema de enfriamiento y la dirección requieren líquidos para lubricar o para poder aplicar presión, y cada uno tiene un depósito o área de almacenamiento específico donde puedes verificar el nivel de fluido. ¡Ten a la mano el manual de mantenimiento de tu moto! Ahí encontrarás la ubicación de estos depósitos, qué fluido o aceite debes usar y cómo revisarlos y rellenarlos de manera segura.

Por otro lado, es mejor dejar el líquido de dirección para tu mecánico de confianza, ya que implica remover algunas piezas de tu motocicleta. También, si harás estas revisiones asegúrate de que tu moto esté nivelada para así tener una lectura uniforme.

 

Batería

Por lo general, la batería de las motocicletas está en una caja protectora, protegida del medio ambiente y los contaminantes. Aunque una batería de moto moderna requiere poco mantenimiento, la vibración del uso continuo puede causar que las conexiones de las terminales se aflojen o acumulen suciedad, lo que bloquea el flujo de la carga eléctrica.

Una batería agotada puede recargarse, pero una batería que se carga mal y se agota continuamente puede necesitar ser reemplazada. Haz clic en este enlace para encontrar el más cercano a tu ubicación y así asesorarte con los especialistas en baterías.

 

Pastillas de frenos

Para ser previsor, además de los niveles de líquido de frenos también puedes verificar el grosor de las pastillas de freno, que son los componentes que sujetan el disco de freno y hacen que la motocicleta disminuya la velocidad y se detenga. Este uso continuo y natural hará que las pastillas se desgasten poco a poco.

Unas pastillas desgastadas se ven delgadas, al contrario de las que son nuevas o tienen poco uso, que son mucho más gruesas. Una vez más, te recomendamos que si descubres que las pastillas de freno de tu moto están desgastadas o necesitan mantenimiento, lleves tu vehículo con un mecánico que te ayude a reemplazarlas.

 

Filtros

Los filtros de aire sirven para atrapar el polvo y las partículas contaminantes, lo que garantiza un flujo de aire más suave hacia el motor, que tendrá un mejor rendimiento.

Limpiar los filtros es una tarea fácil para los novatos, pues simplemente pueden quitar el filtro, lavarlo con queroseno, dejarlo secar y volver a colocarlo después de cubrirlo con una capa ligera de aceite de motor. ¡Pero los filtros no son caros! Así que no es descabellado reemplazarlos por unos nuevos en lugar de limpiarlos cada vez que lo requieran.

 

 

Fuente: begin-motorcycling.co.uk

Loading...
Para descargar el documento completo llena los datos que aparece a continuación.